miércoles, 24 de octubre de 2012

Se acabó la baja de maternidad

Sé que tal y como está la cosa,debo dar gracias por tener trabajo y realmente las doy, pero no puedo evitar sentir rabia,nostalgia e incertidumbre por volver a incorporarme al trabajo tras mi baja de maternidad.
Rabia por tener que separarme de mi bebé tan pronto. Esta vez es más duro que cuando tuve que dejar a mi pequeña mayor.  La experiencia ha hecho que disfrute más de mi segundo bebé, la he mimado a más no poder y ahora se me hace difícil tener que dejarla. Ni siquiera puedo explicarle que mamá no estará para pasear,  darle su biberón o dejarla  en su cunita para hacer la siesta. No entenderá por qué la dejo en brazos de otra persona que no sabe como le gusta que la cojan o acaricien.  Es duro sentir como mi niña  grande me pide que no vuelva a trabajar, ella también me echará de menos, han sido nueve meses juntas y todo un verano compartiendo las 24 horas del día.
Nostalgia por qué esta vez sé que no volveré a disfrutar de este estado maravilloso. Junto a mi marido he creado una familia de 4 y tenemos claro que no queremos aumentarla, así que no volveré a sentir otra vez como crece una vida dentro de  mi. Nostalgia de mis mañanas en el gimnasio junto a mi bebé y nostalgia por ser mimada por unos meses y tener tiempo de cuidarme. 
Incertidumbre porque no sé como lo haré para no acabar con un estado de nervios. Compaginar trabajo y familia no es fácil y sé que me faltarán horas al día. Tendré que correr una maratón a diario dando viajes para aquí y para allá para colocar a mis niñas,recogerlas, jugar con ellas y si queda tiempo hacer todo lo demás.
Sé que dentro de unos días, trabajar y estar con mi familia serán mi rutina diaria, pero ahora siento que una etapa maravillosa de mi vida acaba y espero que la que empieza sea igual o mejor, al fin y al cabo, no hay nada que supere ver crecer a mis niñas y pasar el rato que pueda con ellas.

8 comentarios:

  1. Ánimo, te entiendo perfectamente. Yo aún lloro algunas mañanas cuando me voy a trabajar...

    ResponderEliminar
  2. Uf.... como entiendo cada palabra de lo que escribes!!
    A mi me falta sólo un mes y medio para incorporarme, y ya tengo insomnio algunas noches pensando en como lo llevaremos.

    Ánimo. Siempre es peor pensarlo que una vez ya estás en la rutina, pero es duro, duro.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro dejar al bebé, pero lo que más te preocupa con un segundo hija es como organizarte, de momento, nadie ha hecho la compra, ni lavadoras y la comida que preparé antes se está acabando. Hay que empezar a ponerse las pilas! Petons!

      Eliminar
  3. Yo recuerdo los primeros dias de dejar a mi niño mientras yo me iba a trabajar y pasarlo fatal, llorar y sentir como que me necesita y yo no estoy, como que buscara el calor de su madre y no lo tuviera.

    La baja de maternidad en España es una porqueria, comparada con el resto de europa, ahora que hay que ser tan europeo y pagar los mismos impuestos que se pagan en todos los paises de la union, que poco se nos acopla de este tema. Sólo para pagar, para recibir prestaciones estamos bloqueados.

    En fin, no queda mas remedio que exprimir hasta el ultimo minuto que estemos con nuestros pequeños y aprovechar el tiempo dandoles todo el amor que necesitan, o que no pueden tener a tiempo completo porque tenemos que trabajar, qué le vamos a hacer no?

    Un besazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias florci, realmente es poco el tiempo que nos dan para cuidar de nuestros bebés. En este país, un bebé de 16 semanas ya no necesita a su mamá. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Que pena .....que deprisa pasa el tiempo, con lo agustito que estamos con nuestros bebés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai si,ya mismo me quedo sin bebé. Un saludo

      Eliminar